91 425 24 02

Abogados Convenio Regulador Madrid. Abogados Divorcio

Convenio Regulador

Cuando se produce un divorcio de mutuo acuerdo entre los cónyuges, es obligatorio la redacción de un Convenio Regulador en el que queden plasmados los acuerdos que van a regir una vez obtenida la sentencia de separación o divorcio.

Convenio Regulador

Nuestros abogados son especialistas en la elaboración del Convenio Regulador, y en particular de:

  • Redacción Convenio Regulador
  • Aceptación y ratificación por los cónyuges
  • Homologación judicial del Convenio Regulador
  • Impugnación del Convenio Regulador

 

¿Necesita un Abogado de Familia?

Consúltenos su caso y tendrá asesoramiento personalizado por abogados especializados

Contacte con nosotros 91 425 24 02

 

Leer más...

Despacho de Abogados de Familia es un Despacho jurídico Integrado por profesionales con amplia experiencia en elaboración del Convenio Regulador. Con despacho principal en Madrid y sucursales en Pozuelo de Alarcón, Majadahonda y Las Rozas, contamos con abogados especialistas que le asesorarán en todo lo relacionado con Convenios Reguladores.

La elaboración del Convenio Regular es obligatoria si se desea llevar a cabo un procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo. En esta tarea es fundamental el asesoramiento de un abogado especializado que le ayude a plantear en el Convenio Regulador todos los puntos que señala la ley, para ser presentado ante el Juzgado con todas las garantías de que será aprobado.

Llámenos y le recibiremos en nuestro Despacho Principal en Madrid, C/ Sor Ángela de la Cruz, 24, o en cualquiera de nuestras delegaciones de Pozuelo, Majadahonda Y Las Rozas.

Consúltenos su caso y estaremos encantados de atenderle.

Convenios Reguladores

El Convenio Regulador es un documento en el que ambos cónyuges pactan de mutuo acuerdo las relaciones económicas, así como las relativas los hijos en los casos de separación o divorcio. De esta forma, en el Convenio se regularán las consecuencias que se derivan de la separación o el divorcio, si bien su complejidad viene por la amplia cantidad de cuestiones objeto de regulación, y del hecho de basarse en el acuerdo las partes pero a su vez necesitar aprobación judicial.

El Convenio debe aportase junto con la demanda y es obligatorio cuando la separación o el divorcio es solicitado por ambos cónyuges de mutuo acuerdo o por uno con el consentimiento del otro El Convenio sólo es obligatorio cuando el divorcio o separación es de mutuo acuerdo o solicitado por uno con el consentimiento del otro. La intervención a abogado y procurador no es necesaria hasta que se presenta la demanda ante el juzgado, pero su presencia puede ser esencial para informar a los cónyuges de si los acuerdos tomados en el Convenio son jurídicamente posibles, especialmente los relativos a los hijos.

El convenio regulador debe contener los siguientes extremos:

  • Atribución de la guarda y custodia de los hijos. No debe confundirse la guardia y custodia con la "patria potestad", que, normalmente, y salvo determinadas excepciones, continúa siendo compartida por ambos cónyuges.
  • Determinación del régimen de visitas y comunicaciones de que podrá disfrutar el cónyuge que no tenga la custodia, así como, si se considera necesario, el establecimiento del régimen de visitas y comunicaciones de los nietos con sus abuelos.
  • La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar. La misma quedará, normalmente, a los hijos y al cónyuge al que se atribuya la guarda y custodia de los mismos.
  • Las cantidades de contribución al sostenimiento de las cargas del matrimonio y para el mantenimiento de los hijos en concepto de pensión de alimentos; así como los criterios para su actualización y las garantías, en su caso.
  • La cantidad que, en su caso, y en concepto de pensión compensatoria, uno de los cónyuges ha de satisfacer al otro por el desequilibrio económico que se deriva de la separación o divorcio o nulidad matrimonial.

El convenio suscrito y propuesto por los cónyuges debe ser aprobado por el Juez mediante sentencia, salvo que resulte dañoso para los hijos o gravemente perjudicial para uno de los cónyuges. La denegación de alguno de los acuerdos por parte del Juez habrá de hacerse mediante resolución motivada y en este caso los cónyuges deben someter a la consideración del Juez nueva propuesta de convenio para su aprobación, si procede. El juez podrá establecer también las garantías reales o personales que requiera el cumplimiento del convenio.

Los convenios podrán hacerse efectivos por la vía de apremio desde su aprobación judicial.

Las medidas que el Juez adopte en defecto de acuerdo, o las convenidas por los cónyuges, podrán ser modificadas judicialmente o por nuevo convenio cuando se alteren sustancialmente las circunstancias.

¿Te Llamamos?

 

Es gratis, solo tiene que dejarnos su nombre y su número de teléfono y un abogado se pondrá en contacto con usted.

Áreas de Trabajo